Huella de Agua


De acuerdo a los más recientes estándares internacionales, ofrece calcular la huella de agua. Mide el volumen total de agua consumida, evaporada y/o contaminada, indicador que da cuenta de la utilización de este recurso hídrico asociado a un producto o servicio.

Este recurso económico y bien transable en nuestro país será un factor determinante para la competitividad de las empresas. Éstas deben mostrar desde ahora y claramente ante sus consumidores y el mundo un indicador que verifique un constante mejoramiento en la gestión de este recurso.

La obtención de agua, sobre todo de calidad, será el gran desafío para el siglo 21. América del Sur está bien dotada, con el 28% de este recurso en el mundo. Sin embargo, el mismo será cada vez más finito y vulnerable, situación de la cual Chile no está exento, sobre todo por la distribución desigual del agua, incluyendo zonas con una disponibilidad cercana a la de Israel o Argelia.