Julio 14, 2017

Gestión Energética


Asesora a la empresa a certificarse en la Norma ISO 50001.

Realiza seguimiento, con indicadores antes y después, para verificar avances ante un certificador internacionalmente acreditado.

Asesora en la política de gestión energética para dar dirección a las metas y nuevos proyectos.

La norma ISO 50001 sobre sistemas de gestión de la energía marcará un nuevo rumbo sin retorno y será una vía obligada para cualquier tipo de industria exportadora una vez que entre en vigencia.

Aunque dicha norma es voluntaria, como las más de 1.100 normas que la International Organization for Standardization (ISO) publica cada año para que los distintos países se sumen a los avances tecnológicos, finalmente será el mercado el que imponga las reglas.

De hecho, según la ISO, la norma 50001 influirá en el 60% del consumo mundial de la energía. Además, esta norma será compatible con la 9001 de gestión de calidad y la 14001 de gestión ambiental.

Es un proceso continuo, sino se pierde la certificación. Eso exige un plan de acción de reducción de consumos energéticos. Hay que informar acerca de lo que se hizo y se hará sucesivamente cada par de años en esta materia.